12 de julio de 2011

Cómo navegar de forma adecuada al nadar en aguas abiertas

Artículo original: How To Sight Correctly In Open Water (FeelForTheWater.com)

Navegar —levantando los ojos fuera del agua para ver a donde se va— es una destreza importante para la natación en aguas abiertas. El error que cometen la mayoría de nadadores es estirar la cabeza lo más alto fuera del agua y tratar de ver y respirar al mismo tiempo. Esto hunde las piernas, añade más resistencia al movimiento (aunque se esté usando wetsuit) y arruina el ritmo de la brazada.

La técnica correcta debe mantener la cabeza lo más baja posible, levantándola apenas para subir sus ojos sobre la superficie del agua (mire esta foto).

¿Cuándo se respira? Inmediatamente después de forma lateral. Como se ve estas imágenes: 1, 2, 3, 4 y 5.

Cuando toca el agua y hala con el brazo que está adelante, levante su cabeza y mire hacia adelante. Luego rote inmediatamente para respirar con la brazada, dejando que su cabeza se sumerja en el agua a medida que rota. La actividad completa es una acción suave y fluida que toma menos de un segundo en ser completada.

Practique esta técnica en la piscina y consiga sincronizar el movimiento de la cabeza. Al principio es normal sentirse algo mecánico y torpe, así que le tomará alrededor de seis sesiones empezar a sentirlo más natural.

Convierta una imagen borrosa en clara
Lo bueno de esta técnica es que crea menos presión  hacia abajo en las piernas y por lo tanto menos pérdida de resistencia, además existe muy poca interrupción en el ritmo de brazada. La desventaja es que no se tiene mucho tiempo de visibilidad hacia adelante, así que capture en su mente lo que vio y analícelo después. Con cualquiera de las técnicas de navegación no siempre tendrá una visión clara de lo que tiene por delante —¡No entre en pánico! Realice un par de brazadas adicionales y mire otra vez y gradualmente convertirá una imagen borrosa en una imagen mental más clara.

¿Con cuánta frecuencia se debe mirar?
Lo que sea entre 3 y 12 brazadas dependiendo de las condiciones y también de la simetría de sus brazadas. Si tiene seguridad en nadar de manera recta puede mirar con menos frecuencia, evitando el esfuerzo extra de levantar su cabeza.

La respiración bilateral durante el entrenamiento puede ayudar a mejorar de manera significativa la simetría de la brazada, ayudándole a nadar más recto y rápido en las aguas abiertas.

Related post