8 de julio de 2011

Manejando las dudas

Artículo original: Dealing With Doubt (RossTraining.com)

El video de este artículo es una poderosa demostración que todos los aspirantes a peleadores deberían ver. Dentro de este material verán al joven boxeador novato Mike Tyson.

Y aunque uno esperaría ver una compilación de los knockouts de sus primeros días, no es lo que va a encontrar. Por el contrario, verá a un joven boxeador temeroso que duda de si mismo y que piensa que va a ser eliminado del torneo. Verá a uno de los primeros entrenadores de Tyson, Teddy Atlas, ayudándolo a vencer a sus miedos. Teddy debe convencer a Tyson a que ingrese al cuadrilátero a pesar a que había abandonado la idea de pelear ese día.

Sobre la materia del miedo y su relevancia en los deportes de combate, nadie ha sido mejor vocero que el entrenador y representante legendario Cus D’Amato. En realidad Cus fue tutor de Teddy Atlas y guió las carreras de boxeadores como Fluy Patterson, José Torres y, por supuesto Mike Tyson.

En las palabras del mentor original de Tyson,

“Los héroes y los cobardes sienten exactamente el mismo miedo. Solo que los héroes reaccionan de manera diferente. En la mañana de una pelea, un boxeador despierta y dice, “¿Cómo voy a pelear? No he dormido bien las últimas noches.” Lo que debe darse cuenta es que tampoco su rival durmió bien. Más tarde, mientras el atleta camina hacia el cuadrilátero, sus pies quieren caminar en la dirección contraria. Se está preguntando como llegó ahí. Sube las escaleras y siente que está yendo a la guillotina. Quizás mire a su rival, y verifique que ese boxeador es más experimentado, fuerte y seguro. Y cuando el oponente va hacia su esquina observará su protuberante musculatura. Lo que el peleador debe darse cuenta es que el tiene exactamente el mismo efecto en su oponente, solo que no lo sabe. Y cuando la campana suena, en lugar de enfrentar a un monstruo construido por la imaginación, simplemente está en contra de otro boxeador.”
Como William Shakespeare dijo, nuestras dudas son traidores que nos hacen perder lo bueno que tenemos para ganar, al temer intentar.

Related post