27 de mayo de 2011

El mejor esfuerzo es el auto dirigido

Artículo original: Self directed effort is the best kind (Seth Godin)

Quizás pueda quemar unas 500 calorías en su caminadora antes de que se termine el día. Con un entrenador personal, sin embargo, podría quemar unas 700. El entrenador le exigirá más esfuerzo.

Se despierta el lunes por la mañana después de un duro fin de semana de mal comportamiento. Tiene dolor de cabeza. Podría fácilmente reportarse enfermo, nadie se enfadaría. Pero recuerda que hay un bono de $500 si consigue mantener una asistencia perfecta. Realiza un esfuerzo porque alguien le está sobornando.

En el parque, está a punto de llamar la atención al niño que le robó el columpio. Está a punto de hacerlo, pero se da cuenta que su madre está mirando. Con mucho esfuerzo, se aleja.

Esfuerzos efímeros, de difícil medición e increíble dificultad para mantenerse constantes. Por lo que contratamos a un entrenador o a un jefe y perdemos nuestra libertad para que alguien nos ponga en forma. Obviamente, renuncia a una parte de lo que creó en la búsqueda de su interés.

¿Se ha convertido esto en una costumbre? ¿Es un adicto a los que ponen tareas, a que alguien más le haga la lista de actividades, a recompensas externas de corto plazo que venden su planes cortos de largo plazo? ¿Si no le están viendo, no ayuda, solo navega por el internet, desperdicia el tiempo? ¿A quién le pertenece el trabajo extra que hace ahora?

Existe un sistema completamente organizado alrededor de esta idea de que somos demasiado débiles para entregar esfuerzo sin castigos o recompensas externas. Si solo realiza las cosas bajo demanda, se está vendiendo mal. Si solo es bueno ante la presencia del jefe/entrenador/sargento, está entregando lo más importante de usted a alguien más.

Lo que más cuido: ¿Qué es lo que hace cuando nadie más está viendo? ¿Qué es lo que hace cuando no es una parte inmediata de su empleo? … ¿Cuántas flexiones de pecho hace, simplemente porque puede?

Related post