29 de agosto de 2012

¿Porqué no funcionan sus expectativas para su organización?

Do You Set Expectations for Your Organization?
Here’s Why They’re Not Working
 | Garret Kramer

En el vacacional de verano de mi hija, hicieron un esfuerzo concertado durante los años pasados para eliminar el bullying, comportamiento indisciplinado y abusivo. De hecho, el dueño del campamento y el equipo de administración decidieron hace poco promocionar su sitio como uno donde la maldad no tiene lugar. Y, por supuesto, esta temporada pidieron a todos los participantes y padres que firmen un acuerdo de código de conducta que contenía veinte y dos puntos. ¿Suena razonable y responsable?  ¿Si?

Bueno, lamentablemente, pese a las buenas intenciones, el comportamiento de este campamento no mejoró — empeoró. Y este verano, muchos fueron sancionados por indisciplina y amenazados con expulsión por su mala conducta.

Sin duda, esta situación es comparable a lo que sucede en otros campamentos alrededor de los EEUU ¿Conoce que estudiantes menores abusan del alcohol a tasas alarmantes? Es cierto, y la respuesta de la universidad estándar es poner expectativas más estrictas y lanzar más reglas a la población estudiantil, aunque el comportamiento cae en picada. Vemos lo mismo en los deportistas profesionales. Incluso con el crecimiento de estrategias de desarrollo para los jugadores, la cantidad de acciones disfuncionales están escalándose dentro y fuera del campo de juego.

¿Cuántas pruebas más se necesita para saber que fijar expectativas no inhibe el comportamiento descarriado?

¿Pero porqué está ocurriendo esta alarmante tendencia? Y si colocar estándares más estrictos no sirve ¿Qué podemos hacer para eliminar la conducta dañina y perjudicial?

La respuesta, créalo o no, tiene que ver con el libre albedrío de la gente y el funcionamiento inherente — y en lo que pasa cuando estos atributos innatos son comprometidos. Al fijar las expectativas, los líderes están apuntado a la gente en la dirección de lo que están tratando de evitar en primer lugar. Para ilustrar, si le digo a mi hijo como comportarse en su colegio, es muy probable que cree conflictos con su propia intuición, resultando en un pensamiento confuso cuando se encuentre en una situación molesta — su fiesta de fraternidad, por ejemplo.

En lugar de eso, lo que los campamentos, escuelas, equipos, ligas, familias y organizaciones deben hacer es señalar a sus cargas interiores. Enseñarles que sus fijaciones mentales están de manera natural cambiando — en un buen estado de ánimo, sus selecciones son fructíferas y empoderadoras, pero en estados bajos, si actúan, sus elecciones son desesperadas y destructivas. Debemos promover e inspirar el libre albedrío no diciendo a los demás lo que está bien o mal, sino desafiándoles a actuar en un estado mental elevado y, así, verán la vida con compasión, amor, tolerancia y fortaleza. Desde esta perspectiva, el comportamiento de una persona siempre es productivo, para ella y para los demás.

La única manera de promover un comportamiento productivo es apuntar al interior de la gente. Las expectativas apuntan al exterior, hacia la definición de alguien sobre lo que es bueno o malo.

La base es que al decir a los demás lo que tienen que hacer, como deben lucir o cual comportamiento es o no el esperado se les aleja de su propia libertad e instintos. Además, en lugar de castigar cuando las personas no calzan en la definición de "apropiadas" para la organización, los líderes deberían enseñar a los demás sobre cuales son sus sentimientos y tratar de comunicarlos. La sensación de malestar en los estómagos antes que el muchacho de 15 años aborde una litera de chicas, por ejemplo, le dice que su mente estaba momentáneamente sin rumbo y que van a cometer un gran error si prosiguen.

Es el momento para dejar de observar el comportamiento y ver el estado de la mente que crea ese comportamiento. Colocamos la carroza delante de los caballos, y tristemente, nuestro jóvenes están pagando un precio enorme. Después de todo ¿No se supone que un campamento de verano es el lugar donde los niños maduran, descubren, cometen errores y prosperan? ¿No es el lugar donde se supone que florezca el libre albedrío?




Related post