25 de diciembre de 2011

El nuevo periodismo perezoso


Artículo original: The new lazy journalism (Seth Godin)
Cuando el periodismo era local, la actividad era muy simple: se encontraba una tendencia, un evento o un aspecto que era importante y se escribía sobre eso. Después de todo, se era la voz para los lectores. Estar en sincronización con cientos o miles de periodistas de impresos de todo el planeta era importante, de otra forma sus lectores le podrían dejar fuera de una historia que todo el resto conocía. Y estar en sincronización le permitía al reportero saber que estaba trabajando en la historia adecuada.

No era perezoso. Era inteligente. El trabajo era reportar primero a la gente de su ciudad, y reportar lo que sería importante mañana, que era la misma cosa que todos en todas las demás ciudades estaban haciendo.
Pero eso llevó a eventos como éste:
Por supuesto, actualmente ya no existe ese concepto de localía en lo que se refiere a las noticias. Cualquiera en cualquier parte del planeta puede leer cualquier cosa del mundo. En consecuencia, este hábito de estar en sincronización socava lo que se necesita de los periodistas profesionales. 
¿Cuántas veces leí la historia sobre Louis CK la semana pasada? ¿Necesito que un periódico escriba exactamente la misma historia días después de que lo leí por primera vez? ¿Cuánto importa la competencia por ser "el primero" cuando eso ahora se mide en segundos o quizás en minutos?
No necesitamos profesionales pagados para que nos "retuiteen" por nosotros. Están rebanando más y más delgado el pastel de la atención de los lectores, dándonos noticias sobrecalentadas repetidas y reencauchadas, en espera de un poco de atención  debido al aspecto de la tendencia. Podemos dejar eso para lo no pagado, creo.
La parte difícil del periodismo profesional es escribir sobre lo que aún no ha sido escrito, dirigir la atención hacia donde no la hay y decir algo nuevo.


Related post