29 de enero de 2012

El beneficio del entrenamiento de fuerza


Artículo original: Worth the Weight (Joann Zeiger | Triathlete Magazine)

A pesar de los bien conocidos beneficios del entrenamiento de fuerza, difícilmente encontrará triatletas que dediquen 30 minutos de sesiones de pesas en el gimnasio. De acuerdo con Chuck Wolf, un fisioterapista especializado en biomecánica, los atletas masters necesitan el entrenamiento con pesas para contrarrestar los efectos de la envejecimiento y la acumulación de movimientos repetitivos.

El entrenamiento con pesas puede ayudar a desarrollar músculos, tendones, plantas, ligamentos y huesos más fuertes,  y a prevenir lesiones comunes como los problemas de la cadera. Los músculos más fuertes también aumentan la potencia, mejoraran la economía del ejercicio (la capacidad para nadar, ciclear y correr más rápido debido al reducido consumo de oxígeno) y potenciar la tasa metabólica.

Los estudios que examinaron el entrenamiento de fuerza para el desempeño de resistencia están generalmente enfocados en dos tipos de trabajo: entrenamiento explosivo (pliométricos) y de resistencia (levantamiento de pesas).

Los estudios que examinaron el entrenamiento explosivo mostraron una mejora en los tiempos de 3k y 5k de atletas bien entrenados y concluyeron que se debe al aumento en la economía de la carrera. Un estudio del 2005 mostró resultados similares con la bicicleta: el entrenamiento explosivo aumentó la potencia de los sprints y la potencia de resistencia en ciclistas bien entrenados debido al aumento en la eficiencia del ejercicio y el aumento del VO2 max.

El entrenamiento de resistencia también mostró beneficios, especialmente en la mejora de la carrera y la economía del ciclismo. Otra ganancia medible es el tiempo incrementado para el agotamiento, tanto para el ciclismo como para correr.

¿Desea sacar el mejor provecho de su entrenamiento? Integre un programa de fuerza que consista en una combinación de entrenamiento explosivo y de resistencia. Durante la pretemporada,  realice de tres a cuatro entrenamientos por semana y durante la temporada regular enfóquese en mantener un programa de mantenimiento de dos días por semana.

Related post