17 de noviembre de 2011

Los periódicos se preparan para un mundo sin impresión

Miami Herald | 15 de noviembre de 2011

Artículo original: THE MEDIA EQUATION

La semana pasada, John Paton se reunió con los ejecutivos del MediaNews Group, la segunda cadena más grande de periódicos de EEUU, grupo de diarios como el The Denver Post, The Detroit News, The Salt Lake Tribune y una amplia franka de diarios a lo largo de California, incluyendo The San Jose Mercury News.
Los dueños del grupo le dieron el control al Sr. Paton en septiembre, basados en su éxito al operar la pequeña Journal Register Company después de surgir de la bancarrota en el 2009. Entre otros logros, aumentó las utilidades en más del 200 por ciento en su primer año completo como gerente general.



De acuerdo con el Sr. Paton, sus nuevos empleados en MediaNews estaban esperan descubrir la bala de plata que les permitiera no solo sobrevivir, sino prosperar. En lugar de eso, trabajó a su manera a través de una presentación detallada sobre subcontratar la mayoría de las operaciones de la compañía, enfocarse en el lado de los costos que podían incluir despidos, dar prioridad a las ventas digitales sobre las impresiones, y usar las relaciones con la comunidad para dar algo de contenido en sus periódicos.

"Cuando terminé, todos se veían alicaídos," dijo, añadiendo que parecía que  iban a preguntar, "¿No hay una receta secreta? ¿No hay un programa mágico que nos lleve de lo impreso a lo digital? Cualquiera puede hacer lo que estás diciendo."

A excepción de algunos, el Sr. Paton se convertido en algo así como el mimado de los pensadores de los medios al colocar a su negocio donde está su retórica. Entregó cámaras Flip a todos los reporteros de los periódicos del Journal Register, ayudó a crear una cafetería que está abierta a la comunidad de Torrington, Conn, EEUU, y cambió el anticuado software propietario de la redacción por las herramientas gratuitas de publicación de la Red. Financió un laboratorio para promover la innovación de los empleados, y la compañía realizó alianzas con empresas que proveen noticias e información.

Lo que empezó como un pequeño experimento se convirtió quizás en la mayor apuesta en todo el negocio de periódicos: The Journal Register y el MediaNews están ahora en 18 estados, con más de 800 productos impresos y digitales, con utilidades mayores a 1 400 millones de dólares y 10 000 empleados. La segunda cadena más grande de periódicos en EEUU está en esto momento siendo dirigida por alguien que piensa que la impresión está muriendo más rápido de lo que cualquiera piensa.

El Sr. Paton había escuchado a todos que escoger la rentabilidad digital sobre la rentabilidad impresa es como escoger centavos sobre los dólares. Señala que los dólares impresos han caído más de la mitad en los últimos cinco años y quizás es el momento de empezar a "apilar las monedas de diez centavos." También propuso de manera notoria que la transformación real podría pasar solo si la industria está dispuesta a "dejar de escuchar a la gente de los periódicos."

Por extraño que parezca, es exactamente eso, aunque con conclusiones diferentes, lo que la industria debe hacer para sobrevivir. Esto incluye la idea de eventualmente dejar la impresión en papel.

"Cada vez que hablo sobre esto, la gente empieza a saltar por las ventanas, así que quiero ser muy cuidadoso acerca de lo que digo," dice.

Hombre barbado con una cara amigable redonda, Paton no bota espuma por la boca y agita los brazos  cuando habla sobre la transformación de los periódicos, pero está absolutamente convencido de que si los periódicos sobreviven, deben prenderse fuego, eventualmente abandonar la impresión y volverse operaciones de noticias digitales. Comparte esta retórica con pensadores como Emily Bell, Jeff Jarvis y Jay Rosen, quienes son parte del directorio de Digital First, su compañía de administración que actualmente maneja ambas cadenas de periódicos. Paton tiene una larga historia en el negocio, y charlar con él, es estar en presencia de un hombre trabajador de periódicos.

Después de empezar como un ayudante de copias en el Toronto Sun en 1977, Paton cubrió hechos policíacos y políticos antes de trabajar como editor en jefe, director y, eventualmente gerente general, y ayudó en la planificación de adquisiciones de propiedades adicionales antes que la compañía se hiciera pública otra vez y fuera vendida a Quebecor.

Paton adquirió conocimientos en las posibilidades y trampas de los medios digitales cuando controló Canoe.com, un gran sitio de noticias, durante la primera burbuja de dot.coms y después trabajó en inversiones financieras. Con su socio decidió invertir en medios hispanos, comprando El Diario La Prensa en New York y otras propiedades de habla hispana en grandes ciudades estadounidenses y formó impreMedia en 2003, donde es el gerente general.

En el año 2009, fue contactado por Alden Global Capital, los acreedores de Journal Register, que luego quebró, para pedirle que se una a su directorio. Se convirtió en el gerente general de la compañía en febrero de 2010.

Después de notar el éxito de Journal Register, el directorio de MediaNews le pidió que se convierta en el gerente general de la más grande MediaNews, con 57 diarios y 100 pequeños periódicos. Una compañía de administración, Digital First, se formó para dirigir ambas empresas en una unión operacional, aunque ambas compañías permanecen como entidades separadas.

Dean Singleton, que conocía a Paton por 23 años y que es un defensor de la consolidación de la industria dio un paso a un lado como gerente general de MediaNews para convertirse en presidente, y a Paton se le entregó el control día a día.

La retórica digital es barata en estos días, y los resultados de los negocios son difíciles de conseguir en la industria de las publicaciones. El jurado todavía está fuera porque las propiedades controladas por Digital First son privadas, y la información financiera es rara vez compartida.

"John merece reconocimiento por saber lo que otros directores ejecutivos no ... que la estructura de costos no será soportada por el negocio por mucho tiempo," dice Ken Doctor, el autor de "Newsonomics" y un consultor de edición para Outsell.

"Pero no podemos en realidad decir cuanto tiene de la respuesta porque no sabemos realmente cuales son los resultados de los negocios ¿Será el que transforme estos negocios? No lo sabemos todavía."

Al preguntarle sobre esto, Paton dice que está dispuesto a compartir algunos resultados del negocio. Dice que la historia en el Journal Register —ha estado trabajando con MediaNews solo desde septiembre—ha sido desafiante pero muy corta respecto a lo definitivo.

Los resultados están dos por ciento más bajos del año anterior respecto del promedio de la industria nacional de periódicos de más del 6 por ciento. Más importante, los resultados digitales, que fueron 6 millones de dólares al año cuando tomó el control, se proyectan a llegar a los 32 millones en este año.

Para prepararse para un futuro sin papel, la compañía enfatizó las ventas digitales que no son empacadas con el impreso, y el 60 por ciento de estas ventas de estas ventas solo fueron digitales, dijo.

En el pasado, Paton publicó que las ganancias antes de los intereses, impuestos, depreciación y amortización fueron de 41 millones de dólares en el 2010, y los empleados que habían estado en una compañía de periódicos asediada por la bancarrota recibieron bonos de una semana de pago.

Hubo cortes brutales: se redujo al equipo en un 16,5 por ciento del total del Journal Register desde que tomó el control, aunque rápidamente indica que el número de la gente en las posiciones de ventas y redacción permaneció constante.

Pero también hay algunos dividendos síquicos también.

"Ningún overhaul tiene cero obstáculos, por supuesto, pero cuando voy a casa en la noche, no me siento como que estoy trabajando para una industria moribunda," escribió en un e-mail, Karen Workman la community engagement editor de The Oakland Press, un diario de Pontiac, Mich., EEUU.

En la versión de Patón sobre la elaboración de periódicos, una tercera parte de las noticias será contenido local costoso producido por periodistas profesionales, una tercera parte vendrá de los lectores y la comunidad y una tercera será agregada.

Para ese fin, junto con Jim Brady, ex-editor del Washington Post digital, y actual jefe editorial de Digital First, vino con el proyecto titulado de manera épica como Thunderdome [cúpula del trueno] —"Alguien en Twitter dijo que deberíamos estar a cargo de nombrar las iniciativas del Pentágono," bromeó Paton—quien centraliza la producción de lo llamado contenido común, servicio de cable y reporte nacional que los editores de cada periódico tenían que dedicar tiempo para reunirlo.
"La mitad de los editores pasaban el tiempo reuniendo páginas para cosas como la sección nacional y la sección de salud, lo que no tiene sentido y que generalmente no aporta contenido de calidad," dice Paton. Los periódicos también están buscando que las audiencias también generen contenido, con adaptaciones para el blogging y las fotos de la comunidad.

Esa es la parte que llamó la atención de Brady.

"He estado en lo digital por 1t años, y una de las frustraciones ha sido que el ADN digital no está en el tope de la organización," dice. "El hecho que John haya sido un reportero y entienda la cultura de la sala de redacción significa que es una muy buena persona para liderar esta clase de transformación."

Paul Bass, editor del New Haven Independent, un diario digital sin fines de lucro que compite con The New Haven Register, un periódico del Journal Register, dice que que todavía no podría decir si esto contribuirá para un mejor periodismo.

"Lo que puedo decir es que los reporteros ahora trabajan para una compañía que quiere sacar un buen periódico. Sienten la misión," dijo. "Pero todavía están luchando con el nivel de recursos que tienen, pero Paton tomó una serie de periódicos muy malos y está tratando de reinventarlos. Es un verdadero hombre de noticias, no algún charlatán corporativo."

Paton también ve el final lógico de la transformación: la eliminación de algunos, sino todos, los vehículos impresos. "Hay probablemente una gran cantidad de diarios que no se pueden autosustentar por los siete días de la semana," dijo. "Algunos probablemente sean semanales, o puede que llegue un tiempo que no saquen periódico alguno."

Alan D. Mutter, un consultor de medios de noticias escribe el blog Reflections of a Newsosaur y es profesor adjunto de la Universidad de California, Berkeley, indicó que The Detroit News, de propiedad de MediaNews, había reducido la distribución a domicilio del 2009 a tres días por semana.

"Las empresas editoriales de EEUU eliminaron la publicación impresa en ciertos días de la semana y cortaron la distribución a domicilio de otras," dijo Mutter. "Dada la tendencia de la industria, no es inimaginable que MediaNews o Journal Register haga algo parecido."

Paton escucha toda clase de cronómetros. Sus periódicos son propiedad de fundaciones e inversiones bancarias, que no son conocidos por su paciencia, una parte de la razón de que el porcentaje de utilidades digitales esté subiendo tan rápido es que las utilidades de la impresión que se compara está bajando precipitadamente. Aunque es una clase de evangelista, también es pragmático.

"En algún punto, la impresión va a costar más dinero de lo que vale," dice. "¿Si no se tiene un modelo de negocios viable para apagarlo cuando llegue ese día, a donde irá?"

E-mail: carr@nytimes.com; Twitter.com/carr2n

Related post