22 de agosto de 2011

Lecciones de vida de un boxeador


Artículo original: Life Lessons From A Boxer (Zen to Fitness)

El boxeo es un entrenamiento impresionante. Ya sea que simplemente golpee una funda de arena por 10 minutos unas pocas veces a la semana, o haga alguna clase de acondicionamiento en el gimnasio que integre golpes o que en realidad practique boxeo, este entrenamiento es incomparable. Sus hombros, espalda, abdominales y prácticamente todo su cuerpo tienen un gran acondicionamiento.

A continuación algunas lecciones de vida aprendidas en el cuadrilátero:

Practique de manera adecuada
El consejo más importante que me ha dado mi entrenador es simple. “actúa como si la funda que pegas te devolverá los golpes.” En lugar de entrenar con una funda de arena pesada e inanimada, empecé a visualizarla como un oponente. Pasé del estado de inconsciencia al de consciencia. Empecé a imaginar lo que podría hacer mi rival y el entrenamiento empezó a tener sentido.

Cuando me enfrento a una persona real estoy más preparado porque practico para una cosa real, me visualizo en un escenario de la vida real y mis entrenamientos son más intensos. Practicar de la forma correcta significa visualizar el éxito y luego tomar las acciones de manera consciente para conseguirlo.

Practicar con frecuencia
La consistencia es lo más importante. Esto aplica para todo. Si deja de boxear una semana, retrocederá. Si desea hacer algo o cambiar algo en su vida se debe actuar —consistentemente. Nunca olvidaré lo que alguien me dijo en ese primer año (lo llamaba Action Figure porque era exactamente como lucía). Vi a Action Figure acercarse a mi e inmediatamente dejé las pesas de 15 lbs  para tomar unas de 30 (aunque no podía levantarlas). Sin impresionarse, Action Figure tomó unas de 90 e hizo una serie de levantamientos y me miró. “Hijo,” dijo “¿Cuánto tiempo llevas entrenando?” Casi un año le contesté “¿Quieres saber el secreto para ser grande? Persiste. He estado entrenando por diez años.” Casi diez años más tarde, le puedo dar el mismo consejo —persista.

Practicar duro

Odiaba cada minuto del entrenamiento, pero me repetía que no debo renunciar. Sufre ahora y vive el resto de tu vida como un campeón. —Muhammad Alí

Puede practicar con frecuencia y de manera adecuada, pero si no lo está haciendo con dureza no va a ir muy lejos. Al principio verá resultados, seguro, pero me refiero a los resultados exponenciales. Practicar duro es la diferencia entre perder 10 libras en un año … o en un mes. Es algo muy obvio: todos saben que si se trabaja duro se consigue resultados más rápidos. Lo que desconocen es como la intensidad del entrenamiento actúa como la tasa de interés compuesto. Si practica duro por dos semanas, verá una ligera mejora respecto a una intensidad mediana. Si practica duro por un año, verá una enorme diferencia ¿Quiere resultados exponenciales? Haga que cada día cuente.

Related post