3 de junio de 2011

Evitando el ‘shock’ del agua fría

Cuando me lancé por primera vez a las aguas heladas de Cuicocha sufrí el shock del agua fría.  Al revisar este artículo de Swim Smooth tuve una sensación de déjà vu, así que me pareció muy oportuno ponerlo en este blog:

Artículo original: Avoiding Cold Water Shock (Swim Smooth)

El ‘shock’ de saltar al agua fría puede cortarle la respiración y generarle ansiedad cuando empieza a nadar. Inclusive puede causar ataques de pánico que pueden resultar muy incómodos y arruinar su carrera. A continuación una rápida recomendación para superar esto:

Antes de empezar a nadar, échese el agua fría del lago, río o mar en su cara. Al hacerlo durante 10-15 segundos consigue enfriar su cara a la temperatura del agua y logra que su cuerpo se ajuste y pase el shock.
Al nadar de forma inmediata después de eso debería encontrar las cosas más cómodas y debería poder nadar de manera más apropiada, exhalando suavemente dentro del agua de una manera tranquila. Note que esta recomendación solo funciona con la cara, no con cualquier otra parte del cuerpo.

¿Suena demasiado simple? Pruébelo - en realidad funciona.

Related post