4 de junio de 2011

Reflejo de inmersión de los mamíferos

En uno de los comentarios del artículo original sobre el shock del agua fría, se indicaba donde encontrar la explicación científica a esa recomendación.  

Me pareció muy interesante y educativo:

Artículo original: Mammalian diving reflex (Wikipedia)

El reflejo de inmersión de los mamíferos es aquel con el cual los mamíferos optimizan la respiración para lograr permanecer debajo del agua por períodos extensos de tiempo. Se evidencia de manera fuerte en los mamíferos acuáticos (focas, nutrias, delfines, etc.) pero existen versiones más débiles en otros mamíferos, incluyendo los humanos. Los pájaros buceadores, como los pingüinos, tienen un reflejo similar. Todos los reflejos de inmersión de los animales se presentan cuando el agua fría se pone en contacto con la cara —cuando el agua es más caliente que 21ºC (70ºF) no se presenta el reflejo, y tampoco lo hace la inmersión de otras partes del cuerpo diferentes a la cara. 

Una vez que se inició el reflejo, se presentan tres cambios en el cuerpo, en este orden:
  1. Bradicardia es la primera respuesta a la inmersión. Apenas existe el contacto facial, el ritmo cardíaco bajo entre un diez y un 25 por ciento.  Las focas presentan cambios que son más dramáticos, bajando de 125 latidos por minuto a menos de 10 en un buceo extendido. Al disminuirse el pulso se baja la necesidad de oxígeno en el torrente sanguíneo, dejando que más sea usado por el resto de órganos.
  2. Se presenta la vasoconstricción. Cuando la presión alta disminuye debido al buceo, los capilares de las extremidades empiezan a cerrarse, deteniendo la circulación de la sangre en esas áreas. La musculatura humana cuenta solo con el 12% del almacenamiento del oxígeno total del cuerpo, por lo que los músculos tienden a sufrir calambres durante esta fase. Los mamíferos acuáticos tienen más del 25-30% de su almacenamiento de oxígeno en el músculo y pueden mantenerse en movimiento después que se detuvo el suministro sanguíneo capilar.
  3. Finalmente está el desplazamiento sanguíneo que ocurre solo durante buceos muy profundos. Cuando esto pasa, los órganos y las paredes circulatorias permiten al plasma/agua pasar libremente a través del caja torácica, de esta manera la presión permanece constante y los órganos no se aplastan. El estado del reflejo de inmersión se ha observado en seres humanos (como el campeón mundial Martin Štěpánek) durante inmersiones extremadamente profundas (más de 90 metros).
Así, tanto las personas conscientes como inconscientes pueden sobrevivir mucho más sin oxígeno debajo del agua que en una situación comparable en un ambiente seco.

Cuando la cara es sumergida, los receptores que son sensibles al frío dentro de la cavidad nasal y las otras áreas de la cara suministrados por el nervio cranea V (trigeminal) transmiten la información al cerebro para luego inervar el nervio craneal X, que es parte del sistema nervioso autonómico. Esto causa la bradicardia y la vasoconstricción periférica. Se remueve la sangre de los miembros y todos los órganos excepto del corazón y el cerebro, creando un circuito corazón-cerebro permitiendo al mamífero conservar el oxígeno.

En los seres humanos, el reflejo de inmersión de los mamíferos no se induce cuando los miembros son introducidos en el agua fría. La bradicardia media se causa por individuos que sostienen su respiración sin sumergir la cara dentro del agua. Cuando se respira con la cara sumergida esto causa un reflejo de inmersión que se incrementa proporcionalmente al disminuir la temperatura del agua. 

Related post