21 de abril de 2012

Mantenga su energía a lo largo del día

Artículo original: Get Energized (Matt Caputto | Men's Fitness)


En una realidad cruel, pero muchos tenemos la noción de tener que trabajar para vivir. Se despierta, toma una ducha, se viste y sale de la casa—y el único paso serio que da para energizar su cuerpo y su mente es tomarse una taza de café de desayuno. Prepararse para una vida activa, sin embargo—especialmente cuando se entrena al final del día— es una actividad que empieza desde que salimos de la cama. Use las siguientes recomendaciones para aumentar sus niveles de energía, quemar grasa y construir músculo en la noche.
  1. Duerma bien. La calidad del sueño es tan importante como el tiempo  que pase entre las sábanas. Ducharse antes de ir a la cama, tener una temperatura adecuada en la habitación e inclusive tener unas cobijas limpias son factores críticos. El 71% de los estadounidenses, según The National Sleep Foundation, tienen una noche de sueño más cómoda en sábanas con una esencia fresca.
  2. Experimente con el desayuno. Si empieza el día con la misma comida todos los días y tiene bajones a media tarde, considere un cambio. En un estudio publicado en el International Journal of Food Sciences and Nutrition, los alimentos altos en fibra y ricos en carbohidratos estaban asociados con los altos niveles de alerta mental en las horas previas al almuerzo. Las necesidades son diferentes para cada persona, así que la idea es que experimente y encuentre lo que funciona para cada uno.
  3. Hidrátese. Si piensa que está bebiendo suficiente agua, piense otra vez—siempre puede ser más. Inclusive una ligera deshidratación puede degradar su desempeño mental, de acuerdo a un estudio del Official Journal of the American College of Sports Medicine. Siempre tenga agua en su escritorio y use esta fórmula para determinar su necesidad de agua: (Peso corporal en kilogramos) x 0,024 = Litros de agua que debería estar bebiendo diariamente.
  4. Evite un estómago lleno. Enfóquese en comer de cinco a seis comidas pequeñas en lugar de tres muy grandes.
  5. Camine. Levántese de su escritorio y camine para romper la monotonía del trabajo y recargar baterías.
  6. Estire. Si dejar su cubículo no es una opción, estírese. 
  7. Tome una siesta.
  8. Evite el azúcar. Investigadores de la Universidad de Cambridge descubrieron que la proteína, no el azúcar, activa las células que nos mantienen despiertos. En lugar de comprar comida chatarra, beba un batido de proteína y regrese a trabajar.



Related post