5 de septiembre de 2011

Porqué el éxito está altamente sobrevalorado


Artículo original:  Why Success Is Highly Overrated  (dumblittleman.com) vía @eduardopalacios

El éxito nunca es el final, el fracaso nunca es fatal. Es la valentía lo que cuenta. —John Wooden

Escuchamos la palabra éxito anunciada en los techos. También escuchamos las fórmulas más recientes y grandiosas para confiar en nosotros mismos.

¿Porqué?

Porque en la más profundo de nuestro ser queremos ser exitosos.

Existe una constante demanda de éxito. Existe un esfuerzo incrementado hacia la búsqueda del éxito. Pero hay mucho más en la historia del éxito, y eso incluye a dos compañeros: el fracaso y el valor.

Así que veamos más de cerca a esta palabra que ha sido altamente sobrevalorada.

1. El éxito nunca es el final

Los picos de las montañas son sitios maravillosos de donde se tiene una vista fabulosa. Pero la verdad es que al otro lado de cada pico hay un valle. Así que si ahora define al éxito personal como una experiencia de cima de montaña, está estableciendo para mañana una desilusión.

Es importante que cuando se tenga un momento de ‘éxito’  sus ojos ya estén mirando la siguiente cima o meta que se va a perseguir. Claro, está bien hacer una pausa por un rato y celebrar, pero es preferible tener una vida exitosa que fijarse en un solo evento exitoso.

El éxito nunca debe significar el final. El éxito fue diseñado para ser parte de cada segundo de la vida.

El éxito no se basa en los sentimientos o la validación de otros, es preferible tener una vida llena de hábitos exitosos, acciones exitosas y relaciones exitosas. Y de vez en cuando tener picos de éxito, compartirlos con otros y ubicarse en la partida de una jornada que nos ascenderá a la siguiente cima.

2. El fracaso no es fatal
La única cosa que nos enseña el éxito es la necesidad de humildad. El fracaso es lo único que nos da grandes lecciones. Y la más grande es —realizar mejores preguntas. Una de ellas es ¿Qué puedo aprender de ésto?

Al realizar mejores preguntas se tiene mejores respuestas que nos permitirán tener una vida exitosa en cada área de nuestras vidas.

Fallar no es ser fracasado. Y tampoco nos matará.

Si al fracaso se le trata con respeto —como un lugar para aprender— de hecho será un aliento de vida fresca en la consecución de sus sueños. Con cada lección aprendida y aplicada estará creando una vida significativa.

3. Lo que cuenta es el valor
Anais Nin escribe, ‘La vida se encoge o expande en proporción a nuestra valentía.’

Se necesita valentía para escribir y publicar un libro cuando éste ha sido rechazado varias veces por las editoriales. Se necesita valor para ir por las calles promocionando un nuevo portal aunque no se tenga un equipo de trabajo. Se requiere valor para enviar artículos a prestigiosos blogs aunque se sea un novato. Se requiere coraje para pedir entrevistas de personas exitosas aunque nunca se haya hecho una entrevista. Se requiere valor para seguir nuestra pasión y no al status quo. Lo que importa es el valor.

Related post