14 de septiembre de 2011

7 síntomas de la procrastinación y como combatirlos


Artículo original:  7 Symptoms of Procrastination and How to Fight Them (Ciara Conlon | Stepcase Lifehack)

Todos en mayor o menor grado, dejamos para mañana lo que deberíamos hacer ahora. Posponemos el inevitable dolor por el momento actual de placer. Pero sabemos que aunque podamos manejar a nuestras mentes en el presente, eventualmente eso retornará y nos morderá y alterará nuestra aparente calma externa.

Abajo encontrará algunos de los síntomas de un procrastinador y sus remedios.

1. Falta de visión
El no tener una clara visión del futuro es una de las más grandes razones por las que la gente procrastina. Si no puede ver los beneficios de completar ciertas actividades ¿por qué debería molestarse en empezarlas?

Remedio: Tenga una visión clara de todo lo que necesita cumplir y de las razones para hacerlo, es más probable que se motive a hacerlas.

2. Falta de tiempo
La falta de tiempo es la excusa más popular para no hacer las cosas. Pero desafortunadamente hay poca gente en este planeta que no tiene posibilidades de ser al menos 10% más eficiente. El estar ocupado no significa ser eficiente. Regularmente cuando a alguien le falta tiempo en su vida, se debe a pobres habilidades de organización, pobre priorización o la incapacidad para decir no.

Remedio: Aprenda a ser más eficiente con su tiempo. Esto le puede liberar a algunas horas a la semana para hacer más cosas importantes.

3. Falta de organización
Las tristemente célebres palabras de Peter Druker lo dicen con claridad “El fracaso al planear es un plan al fracaso." Si es desorganizado y no sigue una agenda es probable que olvide las actividades y no cumpla con los plazos.

Remedio: Mantener una agenda ayudará a registrar todas las actividades que hizo y asegurará que las tareas no sean olvidadas.

4. Cansancio
Algunos usarán la excusa de estar demasiado cansados para empezar. Mucha gente posterga y procrastina sus deberes caseros porque están demasiado cansados cuando llegan a casa después del trabajo.

Remedio: Descubra la razón de su cansancio ¿Está alimentándose bien? ¿Se está ejercitando? ¿Está durmiendo bien? Encuentre la razón y busque remediarla cambiando sus hábitos.

5. Miedo
Miedo al resultado puede ser otro factor postergador. Algunas personas temen al fracaso; no podrán realizar la tarea lo suficientemente bien por lo que retrasan su inicio. Otros —créalo o no— temen al éxito. Pueden saber que al completar cierta actividad, el resultado les puede llevar a lugares que no están seguros de querer ir.

Remedio: Tenga claro cuales son las consecuencias de completar o no una actividad.  

“La claridad causa poder” —Anthony Robins

6. De fácil distracción
En la edad moderna estamos bombardeados con tecnología y estimulación externa que nos causa más dificultad para estar enfocados.

Remedio: Desconecte las notificaciones de e-mail. Apague el teléfono y permita que le lleguen los mensajes al correo de voz. Cierre la puerta de su oficina y haga conocer a la gente que no quiere ser molestado. Recuerde estar en control de su tecnología y que ésta no le controle.

7. Sentirse saturado

Algunas actividades diarias nos pueden saturar, la mayoría de las veces porque no sabemos por donde empezar.

Remedio: Rómpalas en actividades más cortas. Después rómpalas más. Planifique cada parte de la tarea para que pueda enfocarse completamente en cada subtarea y luego completar el conjunto. Esto ayuda a sentirse en control y no saturado. Complete cada vez más la tarea principal y asegúrese de continuar con la siguiente.

Pero el mejor y más simple de todos los consejos es empezar con cualquiera de las actividades importantes. No importa cuan pequeña o cuan insignificante sea, solo hágala. De acuerdo a la ley de la física —“un objeto en movimiento tiende a estar en movimiento”— puede empezar a liberarse de la procrastinación moviéndose hacia adelante.

Related post