22 de septiembre de 2011

Tres errores que cometen los triatletas al nadar


Artículo original: Top 3 Form Mistakes Triathletes Make (Sara McLarty | Triathlete | Nov 2011)

Triathlete | Nov 2011 | Páginas 78
1. Mala posición de la cabeza
La natación en aguas abiertas exige que los nadadores miren arriba y adelante en búsqueda de las boyas para mantenerse en el recorrido. Aunque es una acción necesaria, debería hacérsela la mínima cantidad de veces durante la competencia. Los atletas deberían practicar la buena posición de la cabeza para la mayoría del tiempo que se pasa en el agua.

La mejor posición es mirar directamente hacia abajo de la piscina. Esto permite que su cuello y espalda permanezcan en una posición neutral y plana a lo largo de la superficie del agua. La línea del agua cortará a lo largo de la mitad de la parte superior de cabeza. Mire hacia adelante alrededor de 5-9 metros, solo con sus ojos.

Una posición de cabeza “alta” es cuando la línea del agua corta a lo largo de la parte superior de la frente, lo que ocasiona que la cadera baje y genere más resistencia al agua. Una posición de cabeza “baja” es cuando toda la cabeza está enterrada debajo del agua. Esta posición no es hidrodinámica y crea presión de agua innecesaria en el cuello y la espalda.



2. Cruzamiento a lo largo de la línea central
Nadar en línea recta es un concepto muy importante para todos los triatletas. En aguas abiertas, no tenemos líneas para seguir o cuerdas que nos mantengan dentro del camino, así que buscamos que nuestras brazadas nos ayuden a ir directo de una boya a la siguiente.

Un error que cometen muchos atletas (usualmente sin darse cuenta) es que cruzan la línea central de su cuerpo con sus manos y brazos. Si su mano derecha entra por el lado izquierdo de su cuerpo, el primer movimiento es una ligera halada a la derecha. Esto es un movimiento ineficiente y poco ventajoso. Si su mano derecha entra al agua directamente en línea con su hombro derecho, estará alineado para un buen agarre de agua.

Para combatir este problema, practique el ejercicio de sostener la tabla volteada hacia un lado enfrente de su cuerpo. Mantenga cada mano en los filos de la tabla. Al completar cada brazada, enfóquese en mantener sus manos en línea con sus hombros.

3. Patada dividida

¿Su patada le ayuda o le dificulta su brazada? La patada para el estilo libre tiene como objeto la propulsión y el equilibrio al nadar, pero puede afectar su eficiencia cuando no se realiza de manera correcta. Una patada dividida es cuando las piernas se separan y abren a los lados cuando se rota o respira. No solo es un signo de desequilibrio en la brazada sino que también causa arrastre innecesario en el agua. Enfóquese en mantener un ritmo constante con sus piernas; las pausas son un síntoma seguro de patada dividida. Mantenga la patada de movimiento arriba y abajo, y no permita que sus pies se separen más de 30 cm.


Related post