8 de noviembre de 2008

Maratonista vivió sus sueños


Maratonista vivió sus sueños


Artículo original:  Marathoner lived out his dreams  (Anthony Rieber/NewsDay.com)


El segundo hombre que murió después de terminar la New York City Marathon fue identificado como Joseph Marotta de Staten Island.


Marotta de 66, murió después de un ataque al corazón poco después de llegar a su casa, de acuerdo a su hijo, Paul.


Joseph Marotta, era ciego, caminó el recorrido de 42,2 Km por cuarta vez y terminó en 9 horas, 16 minutos y 46 segundos.  Realizó su primera maratón de New York en el 2005, 18 meses después de recibir un trasplante de riñón y seis semanas después de una cirugía de cáncer de colon.


Paul Marotta agradeció al Achilles Track Club y al New York Road Runners - organizadores de la maratón – por permitir que su padre participara en la que el sabía sería su última carrera.


"El sabía que iba a morir este año", dice Paul Marotta, 35, un químico investigador que vive en Farmingdale y que caminó la maratón del domingo con su padre, con su hermano Andrew y con un amigo de la familia, Ahmad El-Farram.  "Ya nos había contado que probablemente estaría muerto al final del año.  Pero quería demostrar a la gente que terminaría lo que empezó.  Y es solo por grupos como el Achilles y el  Road Runners que la gente puede hacer este tipo de cosas".


La identidad de Marotta fue reportada por primera vez ayer por el  Staten Island Advance. Marotta fue un residente de toda la vida de Staten Island y un miembro desde hace mucho tiempo del Community Board.


Marotta dijo que su padre quería completar una última maratón como una última inspiración para sus cuatro hijos y ocho nietos.


"Esa era su meta", dice Paul Marotta.  "Esa era su misión".


Misión cumplida.


"Mucha gente va por la vida esperando al final morir, diciendo que no no pueden hacer esto o que no pueden hacer eso", dijo Marotta.  "Bien, usted puede".


El funeral de Marotta será el viernes en Staten Island.  Los dolientes sin duda hablarán como el hombre conocido con "Mr. Joe" pasó su último día.


"Lo de que hubiese sido un fabuloso día fue opacado con la pérdida", dijo el director de la carrera Mary Wittenberg en su discurso del lunes.  "Es muy difícil para nosotros que uno de los participantes no regrese a casa al final del día".


En realidad,  Marotta regresó a casa, y Paul dijo que fue un gran alivio para la familia.


"Siempre nos dijo a mi, a mi hermano y a mis hermanas que quería morir en casa", dijo Paul.  "No quería morir en una ambulancia,  no quería morir en el quirófano, no quería morir de cáncer, aunque era un sobreviviente de cáncer.  Quería morir en su casa.  Caminó la maratón, subió las escaleras de su casa y luego murió".


El otro hombre que murió después de la maratón del domingo fue identificado como Carlos Jose Gomes, 58, de São Paulo, Brasil.  Gomes colapsó poco después de completar la carrera, en 4:12, y fue declarado muerto en el Lennox Hill Hospital un pocas horas después, víctima de un ataque al corazón.  Los oficiales dijeron que 37 889 personas terminaron la competencia, incluyendo los dos hombres que murieron.

Related post