30 de octubre de 2008

¿Es el Esfuerzo un Mito?


Artículo original:   Is effort a myth?  (Seth Godin's Blog)


La gente realmente quiere creer que el esfuerzo es un mito, al menos si consideramos lo que consumimos de los medios de comunicación:

  • Políticos y reinas que van por ahí sonriendo y saludando
  • Ganadores de lotería que transforman toda una vida de malos empleos en una gran ganancia en solo día.
  • Estrellas deportivas que nacieron con habilidades que nunca podrían esperar alcanzar.
  • Celebridades de Hollywood con el talento de estar en el lugar correcto en el momento correcto.
  • Administradores fracasados con bonos de $40 millones.

Realmente parece (al menos si lee los medios populares) que las llaves del éxito son a quien conoce y si es "escogido".


La cosa sobre la suerte es esto: ya la tenemos.  Somos locamente suertudos de no haber nacido durante la plaga negra en un país sin libertades.  Somos afortunados de tener herramientas altamente productivas y grandes oportunidades.  Si lo vemos de esa manera algo interesante aparece.


Borre a las excepciones –la gente que es golpeada por un bus o que gana la lotería, la gente que tiene un golpe de suerte, y nos quedemos con los demás.  Y para todos los demás, el esfuerzo es directamente proporcional al éxito.  No todo el tiempo, pero mucho más de lo que esperaría.  La gente más lista, más trabajadora y mejor informada realiza mejor las cosas que el resto de personas, la mayoría del tiempo.


El esfuerzo tiene varias formas.  Se nota, ciertamente. Saber de las cosas (ser más inteligente puede ser cuestión de suerte pero conocer las cosas es el resultado del esfuerzo).  Ser amable cuando es más divertido no serlo.  Pagar por adelantado cuando no existe esperanza de recompensa tangible.  Hacer las cosas de manera correcta.  Ha escuchado estas cosas cientos de veces, por supuesto, pero apuesto que es más fácil apostar a la suerte.


Si la gente no está apostando a la suerte  ¿Porqué tomamos decisiones equivocadas?  ¿Porqué no somos libros útiles que se venden a cincuenta veces más de lo que ellos venden ahora?  ¿Porqué todos ven los programas de 'reality" de la TV?  ¿Porqué la gente hace tantas cosas equivocadas con su dinero?


Pienso que hemos sido engañados por las apariencias de la gente suertuda publicitada.  Vemos a esa gente que busca destacar o que tienen más de lo que pensamos que merecen, y resulta fácil olvidar que:

  1. Esta gente es la excepción, y
  2. No hay nada que usted pueda hacer al respecto.

Y esa es la clave de la paradoja del esfuerzo:  Aunque la suerte puede ser más atractiva que el esfuerzo, no es una opción que se escoge.  El esfuerzo, por el otro lado, está totalmente disponible, todo el tiempo.


Esto es difícil de vender.  Los libros de dieta que dicen, "coma menos y ejercítese más", pueden servir, pero no se venden demasiado.


Con esa advertencia, aquí está la dieta del esfuerzo.  Examine la lista y decida si vale o no la pena.  O adáptela a su propia dieta.  El esfuerzo es una opción, al menos inténtelo:

  • Borre 120 minutos diarios de su "tiempo libre" de su vida.  Esto puede incluir TV, lectura de periódicos,  el tiempo de movilización, desperdicio de tiempo en las redes y reuniones sociales.  Depende de usted.
  • Gaste esos 120 minutos realizando lo siguiente:
    • Realice ejercicio por 30 minutos.
    • Realice lecturas relevantes de  no ficción (revistas de comercio, publicaciones profesionales, libros de negocios, blogs, etc.).
    • Envíe tres notas de agradecimiento.
    • Aprenda nuevas técnicas digitales (los macros de las hojas electrónicas, los atajos de FireFox, herramientas de productividad, diseño gráfico, código html).
    • Sea voluntario.
    • Escriba cinco minutos en su blog sobre algo que aprendió.
    • De una charla mensual sobre algo que no es de su especialización.
    • Dedique al menos un fin de semana a realizar absolutamente nada que no sea estar con la gente que ama.
    • Solo gaste dinero, por un año, en las cosas que son absolutamente necesarias.  Ahorre el resto, implacablemente.
Si de alguna manera hace esto, después de seis meses, será el de mejor forma física, más relajado, con más conocimiento, mejor financiado y el más motivado de su oficina.  Conocerá cosas que la otra gente, tendrá una red de trabajo mayor y estará más enfocado.

Es muy posible que esto no sea suficiente y continuará necesitando algo de suerte.  Pero es mucho más probable que sea más suertudo que antes, puedo apostarlo.

Related post