28 de octubre de 2008

La gratitud, cómo puede cambiar su vida


Artículo original:  8 Tremendously Important Ways That Gratitude Can Change Your Life  (ZenHabits)


"Si la única oración que ha dicho en su vida fue, "gracias", es suficiente".  

- Meister Eckhart


Es impresionante como una acción simple, fácil y positiva puede cambiar tanto la vida de una persona.


Una de las cosas que tuvo gran efecto en mi vida es la realización del poder de la gratitud.  Simplemente dar gracias.


Afectó todo.  Me hizo una persona más positiva.  Una persona más productiva.  Un triunfador.  Un mejor esposo, padre, hijo y hermano (al menos, eso pienso).  Una persona más feliz.  No soy perfecto, pero la gratitud me ha hecho ser mejor.


¿Puede también cambiar su vida?  Le puedo garantizar.  Pueda que no consiga exactamente los mismo beneficios que tuve, pero no existe duda alguna en mi mente que un simple acto de gratitud de forma regular cambiará la vida de alguien, positiva e inmediatamente  ¿Qué otros cambios pueden decir que son tan rápidos, fáciles y profundos?


Veamos algunas formas para poder incorporar la gratitud en su vida, y cómo la cambiará.  Hay solo algunos ejemplos, basados en mi experiencia y la experiencia de otros con los que he conversado y no todas se aplicarán a su vida.  Pero escoja aquellas que piense le funcionarán.


1.  Tener una sesión matutina de agradecimiento

Destine un minuto en la mañana (hágalo como ritual diario) para agradecer a la gente que ha hecho algo por usted, para pensar en todas las cosas de la vida por las que debería estar agradecido.  No alcanzará todo en un minuto, pero es suficiente.


2.  Cuando tenga un mal día ... haga una lista de agradecimiento

Todos tenemos malos días a veces.  Nos tensionamos en el trabajo. Alguien nos levantó la voz.  Perdemos a un ser querido.  Herimos a alguien.  Perdemos un contrato o hacemos pobremente un proyecto.  Una de las cosas que nos puede mejorar el día es hacer una lista de cosas por las que deberíamos estar agradecidos.  Siempre habrá algunas – nuestros seres queridos, salud, tener un trabajo, tener un techo y ropa, la vida en sí misma.


3.  En lugar de enojarse con alguien, muestre gratitud

Ese es el mejor conmutador de actitudes –en realidad un cambio completo. Y no siempre es fácil de realizar.  Pero puedo prometerle que es una gran cosa.  Si se enoja con un compañero de trabajo, por ejemplo, por algo que dijo o hizo, muérdase la lengua y no reaccione con ira. En lugar de eso, realice respiraciones profundas, cálmese, y trate de pensar en las razones por las que debería estar agradecido con esa persona  ¿Ha hecho esa persona algo agradable por usted? ¿Suele hacer un buen trabajo?  Encuentre algo, aunque sea difícil.  Enfóquese en esas cosas para convertirse en una persona agradecida.  Cambiará lentamente su temperamento.  Y si consigue mejorarlo, muestre su gratitud hacia esa persona.  Mejorará su carácter, sus relaciones y ayudará a que las cosas sean mejores.  Después de mostrar gratitud, puede pedir un favor – ¿puede por favor abstenerse de destruir mis documentos importantes en el futuro?  Y en el contexto de la gratitud, ese favor no será algo difícil para su compañero.


4.  En lugar de criticar a su pareja, muestre gratitud.

Ésta es básicamente la misma táctica de arriba, pero quiero puntualizar en cómo la gratitud puede transformar al matrimonio o a la relación.  Si critica constantemente a su espos@, su matrimonio se deteriorará lentamente - le prometo.  Es importante poder hablar de los problemas, pero a nadie le gusta ser criticado todo el tiempo.  En lugar de eso, cuando tenga la necesidad de criticar, deténgase y tome una respiración profunda, cálmese y trate de pensar en las razones para estar agradecido con esa persona.  Luego comparta esa gratitud tan pronto como sea posible.  Su relación se fortalecerá.  Su espos@ aprenderá de su ejemplo –especialmente si lo hace todo el tiempo.  Su amor crecerá y todo estará mejor en el mundo.


5.  En lugar de quejarse de sus hijos, agradezca por tenerlos

Muchos padres (me incluyo) se frustran con sus hijos.  Son tan lentos para hacer las cosas, tienen una mala actitud, no pueden asear, se tocan la nariz demasiado.  Desafortunadamente, algunos padres comunicarán esa frustración a sus hijos con tanta frecuencia, que los niños se empezarán a sentir mal.  Muchos padres han hecho esto, y aunque no es perfecto, es parte de ser padre/madre.  Pero hay una manera mejor: siga el método de arriba de calmarse cuando se sienta frustrado y piense en las razones para agradecer a su hij@.  Comparta esas razones con ell@s.  Y aproveche la oportunidad para enseñarles en lugar de criticarles.


6.  Cuando enfrente un gran desafío, sea grato.

Mucha gente verá las dificultades como algo malo.  Si algo sale mal, es una razón para quejarse, el momento para auto-compadecerse.  Eso no le llevará a parte alguna.  En cambio, aprenda a agradecer por el desafío – es una oportunidad para crecer, para ser mejor en algo.  Esto le transformará de una persona sufridora en una persona positiva que  busca mejorar.  Le gustará más a la gente y mejorará su carrera.


7.  Cuando sufra una tragedia, agradezca por la vida que todavía tiene

Recientemente perdí una tía, y mis hijos perdieron a su abuela.  Estas tragedias pueden tener consecuencias catastróficas si no las supera.  Y mientras no le estoy diciendo que no debería sentir dolor –claro que debería– puede  sacar algo muy grande de esas tragedias: gratitud por la vida que todavía tiene.  Aprecio por la belleza fugaz de la vida en sí misma.  Ame a la gente que todavía está en su vida.  Aproveche esta oportunidad para demostrar su aprecio a aquella gente y de disfrutar la vida mientras puede.


8.  En lugar de mirar lo que no tiene, mire lo que tiene.

¿Ha visto a su alrededor y se ha lamentado por lo poco que tiene?  ¿Donde vive no es la casa de sus sueños? ¿El carro que maneja no es tan bonito como quisiera?  Así que es la oportunidad de ser agradecido por lo que tiene.  Es fácil olvidar que hay miles de millones de gente en peor situación que la suya –que no tienen ni techo ni vestimenta, ni auto y que nunca lo tendrán, que no tienen un trabajo o si lo tienen es un empleo miserable bajo condiciones precarias.  Compare su vida con la de estas personas, esa felicidad no es un destino –ya está aquí.


"Todos los días, piense al despertar, soy afortunado de vivir, tengo una preciosa vida humana, no voy a desperdiciarla.  Voy a usar todas mis energías para desarrollarme, para expandir mi corazón hacia los demás; para adquirir iluminación en beneficio de los otros.  Voy a tener pensamientos amables para el resto, no voy a enojarme o pensar mal de los demás.  Voy a beneficiar a los demás lo más que pueda". 

– Dalai Lama


Related post